Alimentación y Nutrición

A los usuarios del Centro Residencial se les garantiza una alimentación consistente en desayuno , almuerzo, merienda y cena. Teniendo en cuenta que la dieta es un elemento esencial de cualquier centro residencial de mayores, ya que de la misma depende en buena parte el estado de salud del residente, en nuestro centro residencial ofrecemos una dieta con enorme variedad fundamentada en siete premisas básicas:

  • Condiciones socio-económicas.
  • Disponibilidad de los alimentos.
  • Gustos personales.
  • Hábitos de vida.
  • Habilidades culinarias.
  • Creencias religiosas.
  • Situación física y patológica del residente.

A su vez la dieta tiene unas condiciones básicas por las que se rige, como son la de aportar la energía necesaria, la de contener los elementos de las distintas estructuras biológicas, aportar sustancias reguladoras que controlan distintas fases del metabolismo y una adecuada proporción de estas sustancias. Siguiendo estas premisas, hemos elaborado una dieta sana, completa y sobre todo equilibrada.

Todo esto está basado en los datos aportados por la FAO/OMS 200.

Además de los menús diferenciados en función de la época del año, existen menús especiales para aquellos residentes a los que se les haya prescrito en caso de enfermedad, tratamiento o recomendación médica:

  • H.T.A.: Dieta pobre en sal.
  • Hepáticos: Dieta baja en grasa animal.
  • Gastrópatas: Dieta triturada y más líquidos.
  • Diabéticos: Disminución de la cantidad de la dieta normal y no ingesta de hidratos de carbono puros.